El último ¿patriota?

Andaluz, cuasi-madurito, polémico y de nuevo, Andaluz, La Desdichada ha tragado saliva y decide analizar a Álvaro Ojeda, Alvarito para sus amigos de Jerez.

Son muchos los personajes a los que Facebook ha dado a luz, pero este en concreto, da que hablar y mucho.  La gran mayoría podemos recordar algunos de los videos que lanzaron al estrellato a este Jerezano, después de ser un reportero cualquiera, un don nadie como tú, como yo y como él actualmente.  Algunos de ellos causaban simpatía, chispa, originalidad.

A día de hoy, Ojeda va más allá de un simple “youtuber” cuyo número de seguidores arrastra muchos ceros y es que este personaje, lleva la voz de los que algunos se atreven a denominar “la mayoría silenciosa” de aquellos que dándose golpes en el pecho dicen firmemente “yo soy español”.

Con una evolución penosa, hemos podido observar como Álvaro ha ido perdiendo la confianza y el agrado de sus seguidores (no hay más que ver los comentarios en sus videos) después incluso de tener problemas con su página de Facebook debido, según él, a una campaña en su contra. Ahora bien, ¿Cual han sido los motivos por los que el héroe se ha transformado en villano?

156

Desde nuestro punto de vista, este tío se ha encontrado al ego de frente alimentándose de “Me gustas” y de comparticiones de sus videos a base de golpes en la mesa. Como consecuencia, de una manera torpe e inconsciente, tomo la suficiente confianza como para sacar su verdadero sentimiento, su verdadero fondo, su verdadero yo; un señorito andaluz de los pies a la cabeza. O lo que es lo mismo, cofrade, español y votante de derechas. Hasta aquí todo perfecto pero….llegaron las malas formas.

Yendo más allá y con el respeto a todo aquel que presenta este perfil, resulta mezquino, ruin y mediocre la imagen que este señor da como Jerezano, andaluz y español. Insultos  sin ningún tipo de razón, ataques a colectivos de los que poco conocimiento tiene y por encima de todo, su costumbre más famosa a la vez que grosera, “mandar a mamar a todo el mundo”.

Citando al gran Cervantes sabemos que “la ingratitud es la hija de la soberbia”  y de esta última, Alvarito tiene un poco. Desde aquí pedimos respeto, sobre todo, en lo que se refiere a temas que pueden afectar directamente a un grupo concreto de personas seguidoras de MundoOjeda o no.  Considerado como una imagen pública al alcance de muchos debería poseer ante todo una educación de base.  La claridad, la evidencia , la lógica incluso el humor pueden combinarse con unas buenas formas, pero en este caso, uno de los pilares ha fallado y como consecuencia tenemos a un auténtico burro con una voz que suena muy fuerte.

Llegaste a ser grande y natural, pero amigo, parece que la fama ha podido contigo. Todo tiene un fin y tu éxito terminará saliendo por la puerta de atrás, por esa por la que nadie quiere salir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s