¡Habemus president! ¿habemus independència?

¡In extremis! Así ha sido el acuerdo entre Junts pel sí, la “macedonia” de los partidos independentistas catalanes, y la CUP (Candidatura d’Unitat Popular), un partido también independentista pero de una ideología de izquierda algo más radical cuyo programa electoral no deja indiferente a nadie. Un pacto o acuerdo (como queráis llamarlo) en el último minuto de descuento cuando el colegiado ya tenía el silbato en la boca. ¿Por qué y para qué era necesario este acuerdo? ¿Se logrará la independiencia?

Fue el 27 de septiembre de 2015 cuando se celebraron las elecciones más importantes de la era catalana, con unos resultados algo “difíciles” para los que soñaban con un estado independiente y alejado de todo lo relacionado con España y sus instituciones. 62 fueron los escaños logrados por la formación Junts pel sí, a falta de 6 escaños para la mayoría absoluta (68 sobre 135). Es a partir de este acontecimiento cuando la CUP aparece vacilante, con 10 escaños, los cuales significarían la llave de la puerta para continuar con el proyecto fatigoso y ambicioso que los dirigiría hacia el “paraíso terrenal” de la independència, un “paraíso” emancipado de “mama España” pero siguiendo bajo el amparo de la “abuela Unión Europea” (relación a la cual CUP le gustaría desvincularse y ser un adolescente absolutamente libre en un mundo de unicornios y hadas).
qsf                                         (Fuente: http://hablarsintapujos.blogspot.com.es/)
Tras más de 3 meses de espera y de una larga serie de propuestas, por fin se llega al famoso “ACORD PARLAMENTARI“. Este acuerdo se resume, entre otros, en tres principales propósitos: no votar nunca a favor de ningún grupo parlamentario que no esté a favor del derecho a decidir por la independiencia (es decir cualquiera que no sea estos dos grupos parlamentarios o Podemos), la incorporación de dos diputados de la CUP a la dinámica del grupo parlamentario de Junts pel sí de manera estable y principalmente para el cumplimiento del punto anteriormente citado y la renuncia de Artur Mas como President de la Generalitat (siendo finalmente nombrado como President de la Generalitat, Carles Puigdemont, alcalde de Girona).

Y ahora que nos hemos asegurado los sillones y nos hemos repartido los papeles, ¿cómo empezamos a darle cuerda a esto de la independencia?
Supongo que ya sabréis que la única forma de poder ejercitar legalmente el derecho a la autodeterminación de una comunidad perteneciente al territorio español es a través de una reforma de nuestra ya algo obsoleta Constitución de 1978. Así pues, el art. 168 de esta Constitución exige la aprobación de dos tercios de ambas cámaras (Congreso y Senado) para poder hacer una reforma de este tipo en esta Carta Magna.

carles-puigdemont-bridge-in-girona                                                            (Fuente: http://www.barcelonas.com)
Es evidente que este camino sea visto por estos partidos independentistas como una opción imposible y olvidada teniendo que recurrir si o si a tomarse la ley por su mano. Otros partidos insisten, de forma ridícula, en la reforma de la Constitución haciendo principal hincapié al derecho de autodeterminación, pero, ¿no se dan cuenta que para conseguir esta reforma es necesario la aprobación del PPSOE?, o al menos uno de los dos acompañado con el resto de partidos de la cámara.
Así pues, ¿conseguirá Catalunya el Estado independiente alguna vez mediante un proceso legal?, ¿es viable el camino de la independencia para España y Catalunya?, casi todos estamos de acuerdo en qué debemos reformar una constitución en la que muchas generaciones no la hemos votado pero, ¿creéis que en estos 4 años de esta legislatura se reformará? y si se hiciera, ¿se tendría en cuenta el derecho a decidir la autodeterminación? Y por último, Artur Mas, ¿dónde va a poner el huevo ahora? ¿de guardia fronteriza entre Catalunya y Castellón? ¿conserje del palacio de la Generalitat? ¿recogedor de papeleras en el Parque Güell? Sea donde sea seguro que volverá a las andadas, y es que como decía un célebre político conservador inglés, “La política es más peligrosa que la guerra, porque en la guerra solo se muere una vez”.

Anuncios

4 comentarios en “¡Habemus president! ¿habemus independència?

  1. Pingback: ¡Habemus president! ¿habemus independència?

  2. Yo sinceramente creo que todo este proceso no puede terminar bien ni para España ni para Cataluña, creo que una Cataluña independiente y dentro del marco de la Unión Europea si tendría margen de crecimiento en el largo plazo, pero tal y como se están desarrollando los hechos este asunto sólo puede acabar mal. Una mezcla de partidos de todas las ideologías que solo tienen en común el axioma de votar en contra de cualquier propuesta de partidos que no apoyen el derecho a decidir me parece cuanto menos sectaria, ¿Es que todas las propuestas de estos partidos son negativas por el mero hecho de venir de partidos que no apoyan “El Procés”? Además de ser un proceso independentista que se basa en: 1) Unas diferencias culturales y lingüisticas que no son tales, donde una gran mayoría usa el castellano como lengua habitual, solamente siendo el catalán mayoritario en zonas rurales o de las clases altas ¿o es que un catalán es radicalmente opuesto en su forma de vida a un extremeño, un riojano o un canario? Y 2) Un supuesto trato discriminatorio por parte del Estado hacia Cataluña, que como se ha demostrado en varias ocasiones es totalmente falso como se puede ver en el estudio de Convivencia Cívica Catalana.

    https://math.temple.edu/~gimenez/NAD/Las%20trampas%20de%20la%20balanza%20fiscal%20de%20Catalu%C3%B1a.pdf

    Me gusta

  3. Por otro lado yo también estoy a favor de reformar la constitución, pero no quiero que se haga por petición de grupos que no están dispuestos a cumplirla cuando las leyes que en ella se incluyen no sean de su agrado, y mucho menos estoy a favor de introducir la posibilidad de realizar referéndums de autodeterminación, o es que alguien se cree que en la hipotética Republica Catalana ellos si la incluirían, me gustaría saber que dirían tanto Mas, Romeva, Oriol Junqueras y demás si alguna comarca o población catalana dada la independencia de España decidiesen de forma asamblearia si se quedan o no en España. ¿Y si resultase que sale que NO? ¿Aceptarían estos políticos una Cataluña parecida a un queso gruyer con comarcas que siguiesen perteneciendo a España? La respuesta es obvia.

    Me gusta

  4. Arturito Arturito!!!! Que te han mandado a tu casa y tu que no querias irte ni con aceite hirviendo y por reyes te han invitado a ver el proces catala desde el sillon de tu casa…. Ese process que deberia ser intervenido por el Estado YA… Yo me independizo pero que mi padre pague alquiler coche gasolina etc…. asi todos nos independizamos. Lo dicho VIVA ESPAÑA una y no cincuenta y una

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s